Todo Rius Tomo VII

PtodoRius7

Este volumen VII de Todo Rius está compuesto por tres de sus mejores libros sobre religión,

un tema que siempre ha alimentado su vena crítica y su sed de saber y de compartir con

los lectores todos lo que investiga y aprende.

En La Biblia, esa linda tontería arremete contra el libro sagrado por excelencia, origen

prácticamente de tres religiones, la judía, la cristiana (designada despectivamente por los

católicos como “protestante”) y la católica; por cierto, y eso lo señala Rius

machaconamente, a pesar de compartir la misma fuente escrita (el Antiguo Testamento

para las tres, y el Nuevo Testamento en el caso de las dos últimas) se trata de doctrinas

irreconciliables. Haciendo gala de su talento iconoclasta, Rius acomete la aleccionadora

y divertida tarea de releer la “palabra de Dios” a partir de la siguiente premisa: “La Biblia

es un libro humano, y por lo tanto sometido a errores. Un libro hermoso a ratos, lleno de

poesía y mensajes morales dignos de tomarse en cuenta… Pero también es un libro

terrible, lleno de violencia, sexo, crímenes y aberraciones tontas y absurdas”.

Justamente el trabajo divulgador y satírico del autor se concentra en desnudar, ante

los ojos del irrespetuoso lector, todos los absurdos y extravíos que impregnan las páginas

de lo que, según sus propagandistas (los clérigos, por supuesto), es el libro “más leído en

toda la historia”. Pues será, comenta Rius, pero eso no le quita lo aberrante ni lo vuelve

sagrado.

Cristo de carne y hueso se remonta a los tiempos en que Rius empezaba a convertir su historieta Los Agachados en un instrumento didáctico que buscaba informar a sus lectores y despertarles la conciencia crítica. El material “informativo” desplegado a través de varios números de la historieta, luego se organizaba y editaba como un libro completo, perfectamente cohesionado y coherente. Esta labor, como sucedía con la elaboración de la historieta, Rius la realizaba solo (únicamente estaba con él, sostiene, su Ángel de la Guardia). Uno de los mejores libros que surgieron de ésta gestación historetística fue precisamente este Cristo de carne y hueso, que el maestro monero presentó en sociedad de la siguiente manera: “Si usted se considera un cristiano fanático y cerrado, mejor ni lea este libro. Pero si a pesar de todo piensa y razona y tiene su mente abierta a la idea, pásele con confianza. El tema de esta especie de libro es más viejo que la Iglesia católica: ¿Cristo era Dios, o lo hicieron Dios? Los primeros siglos del cristianismo fueron de una lucha incesante y apasionada entre los defensores de las dos tesis, hasta que a la larga la teoría de un Cristo ‘Hijo de Dios’ fue impuesta como dogma… Hoy ha vuelto a surgir, con el apoyo de la ciencia, la duda sobre la figura real de Jesús, haciendo a un lado la leyenda y el dogma”. Esta trilogía irreverente del autor ex seminarista cierra con otro libro dedicado al mismo personaje: Jesús, alias el Cristo. “No es este un libro contra Cristo —aclara desde el principio—, a quien siempre he admirado y en quien siempre he creído, con todo y mi pobre marxismo. Al contrario, trata de ser una defensa del verdadero cristo, el que la santa —madre— iglesia nos ha querido escamotear desde hace mucho tiempo”. El maestro escribe, investiga y garabatea este libro en 1985, cuando ya se contaba con una nueva bibliografía sobre los orígenes del cristianismo, generada a partir de relevantes descubrimientos arqueológicos en Palestina, así como los hallazgos de la biblioteca gnóstica de Nag Hamadi, en el alto Egipto (1945) y el de los famosos manuscritos esenios encontrados en las cuevas de un farallón en el Mar Muerto (1947). Desde esta perspectiva, el gran valor de este libro consiste en explicarle a todo el mundo —cristianos, católicos, marxistas, librepensadores, charlatanistas y sospechosistas— cómo surgió realmente la nueva religión que ahora conocemos como cristianismo (en sus dos modalidades) y quién pudo ser el hombre verdadero detrás del mito; todo ello, insistimos, a la luz de las investigaciones históricas más serias y recientes. Sólo el genio divulgador de Rius pudo realizar con éxito esta importante tarea y convertir lo serio en chistoso, siempre para cultura y regocijo de sus fans.
illtomo7

Share Button
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone